sábado, 25 de noviembre de 2006

El Acto Creador
semilla que insiste en la palabra


“Luchamos porque nos gusta: cantamos aunque no exista oído que nos escuche; trabajamos aunque no haya un patrón que al atardecer nos pague salario....la esencia de nuestro dios es el combate”.
Niko Kazantzakis.

Me queda la palabra

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.

Si abrí los ojos para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.

Blas de Otero

7 comentarios:

RAFAEL dijo...

Pues si,me quedan la palabra y su voz.

elenadesantelmo dijo...

Hola Rafael gracias por tu visita.
Sí, la palabra se hace cuerpo en la voz.
Un abrazo

Jorge Muscia dijo...

Como ando siempre por el barrio, me decidí y entre.
Muy bueno el blog.

Impresionante esta poesía, curiosamente, me deja sin palabras... y cantada por Paco...(auch!!!)

Disculpame, lo mando de nuevo porque no se si entro.

Saludos

Elena de San Telmo dijo...

Hola Jorge

Gracias tu "juego" de palabras.

Un abrazo!

tacafulla dijo...

Hola Lucia, “la poesía es un arma cargada de futuro” decía Gabriel Celaya, “me queda la palabra” decía Blas de Otelo. Sangre que no se desborda, juventud que no se atreve, ni es sangre, ni es juventud,
ni relucen, ni florecen. Cuerpos que nacen vencidos, vencidos y grises mueren: vienen con la edad de un siglo, y son viejos cuando vienen, decía Miguel Hernández.
Por suerte nos queda la poesía... Un saludo y un abrazo desde Barcelona.

azpeitia dijo...

Me queda la palabra como único vehículo, para llegar a ti y darte las gracias, iré viendo más despacio tu blog, en el que he estado, alguna vez más...un abrazo de azpeitia

RosaMaría dijo...

Qué bonito todo, profundo y con gran significado. La foto es preciosa. Un abrazo grandote